ENSEÑAR CON PASIÓN

PAULA SEBASTIÁN

mariajesusblazquez.com-Paula¡Hola! ¡Ya lo tengo!

Espero que te agrade tanto como a mí escribirlo

Colaboro en este proyecto porque como alumna he descubierto que cuando el profesor/a, enseña con pasión y el alumno o la alumna están receptivos, «estudiar» pasa de ser un enorme esfuerzo a un disfrute diario.

Fue en el año 2004, sólo conocía a «Su» de vista, pero recibía clases de otro señor con unas inquietudes por la enseñanza muy parecidas a las suyas, este señor me impartía clases de «energías renovables y medio ambiente» y su metodología de estudio me dio la fuerza que necesitaba para seguir adelante con los estudios, ¡aprobaba con nota! yo que no tenía mucho interés por las cosas del cole.

Al año siguiente me daban clase los dos, con él de «botánica aplicada», inolvidables las horas de botánica en que salíamos del instituto, reciclábamos el papel de todo el centro e íbamos al parque a reconocer plantas:

 -¡A ver! ¡

¿Qué es esto?

! -Adelfa!

-¿y esto? -¡Platanero!

«Su» era mi tutora ese año y me daba clase de biología. La señora se salía del temario cuando lo veía oportuno para darnos temas alucinantes sobre la maternidad, la lactancia y la importancia del contacto directo entre madre e hijo en los primeros meses de vida, ¡¿cómo olvidar el método mama canguro?!

Una compañera se metía debajo de mi camiseta y «piel con piel» nos reíamos y gritábamos: -¡mama canguro, mama canguro!!

Fue por estos métodos alternativos y por los buenos resultados que yo obtenía con ellos, que decidí que lo mío era seguir estudiando y que sin duda quería estudiar ciencias ambientales, biología, animalitos, plantitas o algo en relación con ese mundo.

Creo que lo que no me gusta, en general, de las clases, es cuando un profesor se ciñe tanto al programa que no aporta nada de su propia experiencia, ¿cómo decirlo…? es aburrido, todas las clases iguales, poca participación por parte de los alumnos.

¡He tenido profesores a los que no se les ha podido rebatir nada! dices lo que piensas, y se limitan a volver a leer lo que pone en el papel sin darte opción a si lo que tú estás diciendo pueda darse bajo ningún concepto, sólo es válido lo que pone en su hoja. pfff!

Actualmente estoy felizmente acabando un grado superior de salud ambiental, estuve en el instituto haciendo educación secundaria hasta los 18 años, los dos últimos fueron los mejores, empezaba a interesarme por los estudios.

Después hice un grado medio de jardinería, me enseñaron durante dos años a reconocer todo tipo de plantas que podemos encontrar en nuestro país, cómo reproducirlas; nos enseñaron a soldar y a manejar el tractor, a cultivar la tierra a hacer y mantener un jardín, teoría sobre los componentes de un suelo fértil… en fin, muy bien.

Me preparé un año para la prueba de acceso a grado superior, en ese tiempo tuve que ponerme al día con la biología de bachiller, fue muy duro pero me encantó y cada vez me daba más rabia no haber hecho el bachiller, ¡es cultura general!

Como digo, ahora tengo casi 22 años y cuando entré en este grado superior que estoy a punto de acabar, me di cuenta de lo bien que había elegido y de la suerte que tuve por encontrarlo, es todo lo que me esperaba, es todo lo que quiero estudiar, está de lleno en el campo del saber que quiero cultivar, me supone un reto y estoy encantada.

En el año 2008 en verano, estuve dos semanas siendo voluntaria medioambiental en Riglos (Huesca) trabajábamos para fomentar la prevención de incendios forestales, fue una experiencia muy agradable, pero me quedé con ganas de más. Y este verano (2010) he estado en Escamps en la región del Lot en Francia, veinte días, en un voluntariado de medioambiente y restauración en el Parque Natural Regional de Causses du Quecy, haciendo un muro de piedra seca.

Esta experiencia ha sido aún mejor: convivir con un chico de Rusia, una chica de Korea, otra de Taiwán, gente de allí de Francia y dos chicos de Argel, aprendiendo idiomas, conociendo gente y trabajando.

 Se lo recomiendo a todo el mundo.

Lo siguiente es la licenciatura en «ciencias ambientales», esto no lo quiero dejar pasar, quiero saber más, quiero especializarme, quiero saber todo lo que tengo que saber para poder ayudar a cambiar las cosas, para dirigir mis actuaciones y mi trabajo hacia donde yo quiera.

¿Y qué quiero hacer con mi vida? Pues eso: ¡La unión hace la fuerza! ¡Cuantos más seamos mejor!

Y no importa en qué campo te muevas lo que importa es que lo hagas porque lo sientes, porque sabes cómo hacer de este mundo un lugar mejor, con esfuerzo y trabajo duro, dejando a un lado los intereses económicos y este consumismo que nos está matando.

Necesitamos que corra la voz, hay mucha gente sensible, que escucha a su corazón, que lucha por no dejarse llevar por las tendencias que nos impone nuestra sociedad, mayores y pequeños: ¡¡Que corra la voz!!

Et Voila! Si tienes alguna observación no dudes en comentármelo.

Avec plaisir: Paula S. L.

NOTA: Unos años después.

En la actualidad, año 2017, Paula está terminando la carrera de Ciencias Ambientales

Anuncios